La Primera Piedra

El acto de colocación de la primera piedra se celebró el día 15 de octubre de 1892 a las tres de la tarde. Asistieron las principales autoridades locales, y representantes de las clases acomodadas de la época. Presidiendo el acto se encontraban la Reina Regente Dª María Cristina acompañada de las Infantas Dª Mª de las Mercedes y Dª Mª Teresa, el Presidente del Gobierno D. Antonio Cánovas del Castillo, el ministro de Estado, el Arzobispo D.Benito Sanz y Forés, el Gobernador, el Alcalde de la ciudad D.Francisco González Álvarez, el Teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza, el presidente de la diputación y otras autoridades.

Se habían instalado dos tiendas de campaña, colocándose en una de ellas el trono y banquetas para el resto de invitados al acto. En la otra tienda se preparó un aperitivo. Los caballeros maestrantes, vestidos de gran uniforme, recibieron a la Reina bajo los acordes de la Marcha Real. El acto se abrió con el discurso del Teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza, cuyas primeras palabras fueron las siguientes:

"Señora, la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, tan respetuosamente adicta al Trono como amante de sus Reyes, fijará en su historia, con el más profundo reconocimiento, el día de hoy entre los de mayor honra y satisfacción, por dirigirse V.M. con sus Augustos Hijos, aceptar la ofrenda que este Real Cuerpo tiene el honor de dedicarles, celebrando y conmemorando de este modo su regia visita a esta Ciudad, que tanto la deseaba".

Tras el discurso del Conde de Peñaflor el arzobispo bendijo las obras, se firmó el acta y se colocó la primera piedra con un cofre de plomo conteniendo varias monedas de plata y oro con el busto de Alfonso XIII y periódicos del día. Luego se sirvió el aperitivo que atrajo al vecindario del barrio. El periódico El Porvenir en su edición de 16 de octubre, hace referencia a los importantes caballeros y señoras que asistieron. En en Colegio se conserva una placa conmemorativa de aquel acto y en la Sacristía de la Capilla del Rosario de la Real Maestranza de Caballería hay una vitrina que contiene el acta original en pergamino de la inauguración de las obras, artesa de ébano, palustre de plata y pluma utilizada en la firma del documento.